Compartir

La Organización para la Energía Atómica verifica el parón en las plantas de Natanz y Fordow, de acuerdo con lo pactado en Ginebra

La planta iraní de Natanz, en una imagen de archivo
La planta iraní de Natanz, en una imagen de archivo

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) confirmó hoy en Viena que Irán ha suspendido la producción de uranio enriquecido al 20 %, uno de los puntos del acuerdo entre Teherán y las grandes potencias para desbloquear el contencioso por el programa nuclear iraní. Esta agencia de la ONU emitió un informe restringido en el que asegura que Teherán han dejado de procesar uranio enriquecido por encima de una pureza del 5 % en las plantas de Natanz y Fordow y ha parado parte de la maquinaria que usa para producir ese combustible nuclear.

El documento, al que tuvo acceso Efe en Viena, indica que Irán “ha empezado a diluir hexafluoruro de uranio enriquecido hasta el 20 % deU-235 (Uranio 235)”, lo que significa reducir sus reservas de ese combustible. La producción de uranio enriquecido es uno de los temas más delicado en la disputa por el programa nuclear iraní, debido a su doble utilización como combustible de uso civil pero también como corazón de una bomba atómica.

Además, ha suspendido sus experimentos nucleares tanto en Natanz como en el reactor nuclear de Arak, una instalación de agua pesada que también preocupa a la comunidad internacional por su posible utilización en la producción de plutonio, otro elemento de posible uso militar. Este informe del OIEA confirma que Irán está cumpliendo el acuerdo alcanzado el pasado noviembre en Ginebra y que preveía aplicar una serie de medidas voluntarias en un plazo de seis meses a cambios del levantamiento de algunas sanciones.

El OIEA señala que el pasado 18 de enero recibió una carta en la que Teherán se compromete a no establecer nuevos centros de procesado de combustible nuclear durante el periodo de seis meses estipulado en el acuerdo. “Durante el primer paso limitado en el tiempo (seis meses) Irán declara que no hay ninguna línea para volver a reconvertir óxido de uranio enriquecido al 20 % de U-235 en hexafluoruro de uranio enriquecido hasta el 20 % de U-235”, promete Irán en ese mensaje.

El Organismo ha recibido otra misiva en la que Teherán aporta información sobre montaje de centrifugadoras (las máquinas que enriquecen el uranio), almacenes y otros datos sobre su programa atómico. El informe también indica que el OIEA e Irán han acordado mejorar el acceso de los inspectores internacionales a las plantas nucleares de Natanz y Fordow.

Abc.es

Anuncios

No hay comentarios

Deja un comentario