Compartir

Argentina cayó en su segunda suspensión de pagos en doce años después de que el 30 de julio no pudiese pagar bonos reestructurados por orden del juez estadounidense Thomas Griesa

Cristina Fernández
Cristina Fernández

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, ha acusado este sábado a los fondos de cobertura que demandan al país por busca de cobrar su deuda impagada de no querer llegar a un acuerdo “por codicia” y de buscar endeudar más al país.

Fernández ha tildado de “amenazantes e hirientes” las declaraciones de uno de los fondos que lidera la demanda contra Argentina, Aurelius Capital Management, que había dicho que no recibió propuestas realistas para resolver el pleito que empujó al país a otra crisis de deuda.

Argentina cayó en su segunda suspensión de pagos en doce añosdespués de que el 30 de julio no pudiese pagar bonos reestructurados por orden del juez estadounidense Thomas Griesa, que congeló los depósitos para pagar esa deuda hasta que no se honre también a los acreedores holdout, como se conoce a los fondos.

“El gran tema de los fondos buitres es que no quieren arreglar“, ha criticado la mandataria a través de su perfil en la red social Facebook.

“¿Solamente por avaricia y codicia?. No, no solamente por avaricia y codicia, sino también por una decisión política y geopolítica de querer volver a endeudar a la Argentina y tirar abajo, de cualquier modo, la reestructuración de deuda soberana”, ha subrayado.

Griesa había ordenado a Argentina pagar 1.330 millones de dólaresmás intereses a los holdout, encabezados de por Aurelius y por el fondo de cobertura NML Capital Ltd. Pero el país asegura que no puede pagar porque se expondría a demandas multimillonarias de acreedores que sí reestructuraron la deuda. Los contactos entre funcionarios argentinos y sus acreedores holdouts en Nueva York en las últimas semanas fracasaron.

Bancos internacionales se sentaron a la mesa para intentar comprar la deuda a los holdout, pero las charlas colapsaron ante diferencias sobre el precio y la falta de garantías de que el Gobierno fuera a pagarla, dijeron fuentes cercanas alas discusiones a IFR, un servicio de Thomson Reuters.

“El titular del fondo Aurelius dio por cerrada la negociación con privadas y advirtió a los argentinos, a todos, a los 40 millones, que ‘lo peor está por venir‘. Nos gustaría saber qué es lo que está por venir y cómo se puede tolerar, y cómo se puede sentir cada argentino aquí”, ha afirmado Fernández.

“Debe ser el único país del mundo donde hay argentinos que defienden actitudes como estas amenazantes e hirientes para la soberanía nacional de una persona que tiene el tupé de amenazar a todo un país (…) Creo que deberíamos tomar cuenta de eso”, ha añadido.

Los inversionistas de bonos argentinos denominados en euros planean apelar la decisión de Griesa que impide que el país realice pagos de su deuda reestructurada, según una presentación el viernes ante una Corte de Nueva York.

Abc.es

No hay comentarios

Deja un comentario