Compartir

Al menos cuatro soldados de la OTAN murieron y 13 personas resultaron heridas en dos distintos ataques en Afganistán

Tres miembros de la ISAF perdieron la vida cuando un atacante suicida detonó las bombas que portaba en su vehículo en el centro de la capital afgana a primera hora de la mañana de hoy al paso de un convoy de la ISAF
Tres miembros de la ISAF perdieron la vida cuando un atacante suicida detonó las bombas que portaba en su vehículo en el centro de la capital afgana a primera hora de la mañana de hoy al paso de un convoy de la ISAF

Tres militares estadounidenses y un polaco, miembros de las fuerzas de la OTAN en Afganistán (ISAF), murieron y otras trece personas resultaron heridas en dos ataques cometidos en el país asiático, informaron hoy fuentes oficiales.

Tres miembros de la ISAF perdieron la vida cuando un atacante suicida detonó las bombas que portaba en su vehículo en el centro de la capital afgana a primera hora de la mañana de hoy al paso de un convoy de la ISAF.

Otras trece personas resultaron heridas, dijo a Efe el portavoz del Ministerio del Interior afgano, Sediq Sediqi.

La ISAF informó en un comunicado de la muerte de tres de sus miembros.

“Podemos confirmar la muerte de tres miembros de la ISAF en el ataque enemigo de hoy en Kabul”, indicó el organismo internacional.

El portavoz talibán Zabiualah Mujahid asumió en nombre de esta fuerza la responsabilidad de la acción en un comunicado.

Fuentes del Pentágono confirmaron que dos de los fallecidos en ese ataque son estadounidenses, mientras que la tercera víctima es un sargento de origen polaco.

Otro miembro de las fuerzas de la OTAN murió por los disparos de un atacante que vestía un uniforme del Ejército afgano en un incidente diferente ocurrido en el oeste del país, informó la ISAF en un segundo comunicado.

El Pentágono confirmó que en este caso también la víctima era estadounidense.

La ISAF aseguró que un integrante de las tropas internacionales “falleció cuando que un individuo que vestía un uniforme del Ejército Nacional Afgano disparó ayer contra miembros de la ISAF en el oeste de Afganistán”.

La OTAN y el Ejército afgano iniciaron una investigación sobre el incidente, que “no se considera representativo de la relación positiva entra ambas fuerzas”, según la nota.

El 5 de agosto perdió la vida en un ataque similar en el país asiático el general Harold J. Greene, el militar estadounidense de más alto grado muerto por fuego enemigo desde la guerra de Vietnam (1959-1975).

Greene murió cuando un soldado afgano disparó contra efectivos internacionales y locales en Kabul durante una visita de mandos de las fuerzas afganas y de la OTAN, lo que le convirtió en el militar de Estados Unidos de más alto rango caído en Afganistán tras trece años de guerra contra los talibanes.

Este tipo de acciones son conocidas en jerga militar como ataques “green on blue” (verde contra azul), en alusión al color de los uniformes de las respectivas fuerzas.

Según los datos proporcionados por el portal independiente “icasualties”, en lo que va de año han muerto en Afganistán 60 soldados de la OTAN, 43 de ellos estadounidenses.

Afganistán atraviesa una de sus etapas más sangrientas después de que el año pasado las fuerzas afganas se hicieran responsables de la seguridad tras la iniciada retirada paulatina de la ISAF, que culminará definitivamente a finales de 2014.

Además, el país asiático se encuentra todavía en pleno proceso electoral tras las denuncias de fraude en las urnas y se espera en los próximos días que se anuncie el nuevo presidente del país con varios meses de retraso.

A pesar de la retirada de la OTAN, Estados Unidos ha anunciado que mantendrá a unos 9, 800 soldados en territorio afgano hasta finales de 2016.

Elhorizonte.mx

Anuncios

No hay comentarios

Deja un comentario