Compartir
Ni siquiera el cuatro por ciento del PIB asignado a Educación se está empleado correctamente. Era necesario acometer la simultaneidad de actos, pero sólo se están ejecutando los que Danilo Medina controla. El rector de Apec ha demostrado en un coloquio lo que este digital viene denunciando
Ni siquiera el cuatro por ciento del PIB asignado a Educación se está empleado correctamente. Era necesario acometer la simultaneidad de actos, pero sólo se están ejecutando los que Danilo Medina controla. El rector de Apec ha demostrado en un coloquio lo que este digital viene denunciando

QUINI CANDELA. Sería muy fácil para este digital afirmar que el rector de Apec Radhamés Mejía copió las ideas aquí expresadas. La razón no sabe de patrimonios ni de copy right, sobre todo cuando está regido por el sentido común. En un coloquio celebrado en la UASD, el rector de Apec dijo  -así está recogido en Diario Libre«que el sistema educativo dominicano sigue privilegiando la cobertura en vez la calidad, a pesar que cuenta con más recursos desde el año 2013, cuando se asignó por primera vez el 4% del Producto Interno Bruto a ese sector».

El rector de Apec aclara que la cobertura es importante para la calidad, pero cree que la distribución del 4% debió de ser más equitativa desde el inicio. «Yo creo que hay que atacar simultáneamente todo». En cuanto a la calidad, Radhamés Mejía expresó: «Sólo el 60 por ciento termina la primaria y a nivel secundario, uno de cada dos jóvenes de 14 a 18 años no se gradúa»

La calidad de la enseñanza para Radhamés Mejía es un tema pendiente y hace votos para que en los próximos años se resuelva. El rector espera que el gobierno ponga más énfasis en la mejoría de la formación de los maestros. Sus palabras recogidas en Diario Libre son: «Yo creo que el país con el cuatro por ciento que se está destinando a la educación tiene la oportunidad de mejorar la calidad y para eso tiene que reflexionar seriamente sobre cuál es el modelo educativo que vamos a impulsar».

La coincidencia es plenaria. Aquí se dijo que el Pacto por la Educación es una filfa que sólo sirvió para engañar incautos. También nos detuvimos con la aplicación del 4 por ciento en comidas y en vestidos, pero quizá donde más empeño pusimos como lo hizo el rector de la universidad Apec, es en la formación de profesores y en la definición del modelo educativo. Se pasó un año en parir un Pacto por la Educación que es lo más parecido a la nada; se dejó pasar los meses sin modificar el plan de estudios de los maestros, porque no se le exigió a Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de Ligia Melo que por una vez en años trabajase y preparase un plan de estudios de obligado cumplimiento en todas las universidades del país que se ocupan de la formación de educadores.

Danilo Medina de Montilla hizo escuelas, obras que tenían que haber sido construidas en el siglo pasado, que cubre el 90 por ciento del territorio. También puso la tanda extendida como universal y alimentación como un derecho en las escuelas. Pero lo que es Educación, no se movió nada.

Los más listos seguirán haciendo la O con un canuto como apoyo.

Anuncios

No hay comentarios

Deja un comentario