Compartir

La red vinculada con los yihadistas estaba estructurada en pequeñas células no interconectadas entre sí

ofensa-a-ala2Las autoridades saudíes anunciaron hoy la detención de 431 personas presuntamente vinculadas a una «organización terrorista, que ha sido desarticulada y que se vinculaba con el grupo yihadistaEstado Islámico», informó la agencia oficial de noticias saudí SPA.

La mayoría de los detenidos son de nacionalidad saudí, además de yemeníes, egipcios, sirios, jordanos, argelinos, nigerianos, chadianos y de otras nacionalidades que no pudieron ser identificadas por las autoridades.

Todavía no han sido detenidos todos los integrantes de la red, que estaba estructurada en pequeñas células no interconectadas entre sí, por razones de seguridad, según los detalles ofrecidos por la SPA.

Los arrestados son sospechosos de estar implicados en varios ataques y explosiones, entre ellos los dos atentados contra mezquitas chiíes en la zona de Al Qatif, en el este de Arabia Saudí, en mayo y noviembre pasados.

Un ataque frustrado

Con esta operación, las autoridades saudíes evitaron varios ataques que estaba supuestamente planeando la organización, el más importante de los cuales hubiera sido contra una mezquita perteneciente a las fuerzas antidisturbios, que puede albergar hasta 3.000 fieles en la capital Riad.

También se disponían a atentar contra sedes diplomáticas extranjeras y responsables de seguridad saudíes, según las investigaciones.

La autoridades saudíes han aumentado la vigilancia de los seguidores del EI en el, que apoya la operación militar contra el grupo yihadista en Irak y Siria.

Anuncios

No hay comentarios

Deja un comentario