Compartir
Como el PRM no tenga un poker de reinas en la manga para mostrar al final en la campaña a modo de eterno reconstituyente sexual para la población adulta, no tendrá fácil abandonar el segundo lugar

El PRM inició la campaña muy pronto pero sin fuelle y además a piñón fijo –Hay que mover los pedales para que la bicicleta camine- y con una previsibilidad que atonta al electorado. Todo igual, lo mismo de hace treinta años. Seguramente fue tiempo y dinero perdido porque no le sirvió para acercarse al rival que pretende desbancar.

Como el PRM no tenga un poker de reinas en la manga para mostrar al final en la campaña a modo de eterno reconstituyente sexual para la población adulta, no tendrá fácil abandonar el segundo lugar
Como el PRM no tenga un poker de reinas en la manga para mostrar al final en la campaña a modo de eterno reconstituyente sexual para la población adulta, no tendrá fácil abandonar el segundo lugar

Danilo Medina, según la encuesta de ASISA que todavía no dio inicio a la campaña –aunque un presidente siempre lo está igual que los aspirantes- tiene un cómodo 54,8 por ciento de los votos, después de haber pasado el último trimestre del año por el más negro de la legislatura, mientras que el primer candidato se queda en el 38,6 por ciento.

Fue el trimestre negro porque se encadenaron una serie de hechos que pusieron en jaque al gobierno, más que por los hechos por la falta de respuesta gubernamental.  Quizá si los hubiera atajado desde la responsabilidad hubieran durado menos.  Las dos últimas encuestas conocidas –Penn y Asisa- aunque con porcentajes diferentes pero siempre cómodos para el candidato que ocupa la presidencia,  establecen en apariencia una brecha que se antoja insalvable, salvo  una metedura de pata de incalculables proporciones.

Pero el cañón que existe en medio de las dos partes en confrontación, hace que Danilo Medina no tenga necesidad de asumir riesgos, lo que facilita la acción de ganar las elecciones. A partir del momento en que empiece la maquinaria peledeista a funcionar, seguramente a través de las encuestas se irán confirmando los vaticinios. ¿Qué movimientos estratégicos  puede tener reservados el PRM?

Tendrá que ser novedoso y sorprendente si quiere ganar las elecciones.

Anuncios

No hay comentarios

Deja un comentario