Compartir

HERMÓGENES CAXAMALLOR. La Procuraduría General de la República expresa en por cientos el incremento patrimonial de los acusados por estar en los papeles Odebrecht en lugar de por diferencias que sería lo lógico. En por cientos es más llamativo e induce a pensar sin duda en el incremento patrimonial fraudulento cuando puede no serlo. Si usted estimado lector tiene un peso por todo patrimonio y encuentra en un bolsillo cinco pesos, su patrimonio pasó a ser seis pesos, pero expresado en por cientos, se incrementó un 500 por ciento en el plazo de un día. Usted estimado lector sigue tan pobre –paupérrimo diríamos con propiedad- pero los porcentajes parecen indicarnos otra cosa. Sensu contrario. Si usted admirado lector tiene un patrimonio de mil millones de pesos y sólo lo incrementó en el diez por ciento, parecería que no consiguió revalorizarlo en nada, cuando el incremento neto fue de cien millones de pesos. Cinco pesos no son nada pero cien millones es una cantidad sustancial. Los por cientos pues son engañosos y debemos de huir de ellos sobre todo cuando intuimos que pretenden engañarnos u orientar nuestra opinión. El expediente de la PEPCA con respecto a Odebrecht adolece de pruebas y las indiciarias están en algunos casos viciadas por falta de veracidad. Si añadimos la expresión porcentual del incremento, no ayuda precisamente a formar opinión objetiva. ¿Dónde están las pruebas indubitadas que iba a proporcionar Odebrecht?

Anuncios

No hay comentarios

Deja un comentario